El Asistente en el Aula (Sombra), una alternativa más a tener en cuenta en la escolarización en los niños con síndrome de Down.

Hace diez días que terminó el curso escolar y en estos días he estado reflexionando sobre la evolución de Olivia en este tiempo.

263

Ella empezó a los 14 meses en la guardería porque su padre y yo pensábamos que era muy bueno para ella empezar a relacionarse con otros niños en todos los ambientes posibles. Allí se integró fenomenal y trabajaba perfectamente y casi al mismo ritmo que los demás niños. Sus profesoras de la guardería estaban muy orgullosas de tener a Olivia en su centro y cada día nos contaban lo bien que se lo había pasado y lo estupendamente bien que había trabajado.

Además, desde muy pequeñita ha salido con sus hermanos a jugar a los jardines y ha demostrado siempre que no le asustaba ni le costaba integrarse entre los demás niños y niñas. Siempre ha sido muy testaruda y mandona y sabe buscar su sitio entre los demás y defenderse sin problemas.

Cuando empezamos con la escolarización de Olivia, confiábamos mucho en su integración y desarrollo dentro del aula porque había estado durante dos años en la guardería sin ningún tipo de problemas y muy bien integrada.

“Fue muy frustrante para nosotros el ver como nuestra hija, hasta ahora feliz, comunicativa, autónoma y atenta, cambiaba su actitud totalmente cuando traspasaba la puerta del colegio”.

Olivia era una niña en el colegio y otra muy distinta fuera de él. La tutora y su P.T no daban crédito a lo que les contábamos sobre como actuaba Olivia en casa, en la calle y en general en los entornos ajenos a el colegio. Ellas nos hablaban de una Olivia que no conocíamos, una niña que no hablaba absolutamente nada, que no jugaba, que no interactuaba, que se perdía en medio del grupo y que prefería dormir en clase a trabajar. Lloraba cada vez que iba al aula de integración y se negaba a hacer nada con la PT.

En casa y en sus terapias en la asociación, ella era una niña charlatana, alegre, bien integrada en todos los ambientes, autónoma y sobre todo, muy trabajadora.

Así transcurrió el primer curso de infantil, fue muy frustrante para todos.

DSC04599

Este pasado curso, empezamos con la misma problemática. Olivia no demostraba ningún avance con respecto al año anterior y tuvieron que hacerle adaptación curricular. Para que os hagáis una idea, ella manejaba desde hacía tiempo conceptos básicos como “grande y pequeño”, “corto y largo”, “abierto y cerrado”… En cambio, en el colegio no contestaba ni reflejaba que supiera nada de esto. Por eso fue que tuvieron que hacerle adaptación curricular, porque aunque nosotros y su terapeuta les dijimos que ella si que diferenciaba los conceptos, nos dijeron que hasta que no los demostrara en la escuela no podían seguir avanzando.

“Y allí estábamos… Segundo curso de infantil y estancados con conceptos que ya manejaba desde la guardería!!”

Su terapeuta y nosotros nos dimos cuenta de que Olivia, que no tiene un pelo de tonta, sabía que si hacía como la que no sabía nada, le simplificaban aun más el trabajo. Ella se estaba acomodando a la vida fácil, al trabajo sencillo y a dormirse su siesta a media mañana después de tener un berrinche con su profesora de apoyo para no hacer la tarea que le ponían.

La desesperación nuestra era enorme. Yo sabía que Olivia iba a ir de mal en peor porque sus conductas negativas en el aula ya estaban muy afianzadas. Ni su tutora, ni su P.T. Ni sus compañeros eran capaces de sacarla de este camino que había tomado.

Entonces nos hablaron en el colegio de la posibilidad de que Olivia contara con el apoyo de un asistente en el aula (sombra) y nos pusimos en contacto con la Fundación APA Andalucía.

Olivia empezó el segundo trimestre acompañada de una asistente en el aula. Los cambios fueron inmediatos y tanto su tutora y su PT como nosotros estuvimos de acuerdo en seguida en que el tener asistente había marcado un antes y un después en el desarrollo y actitud de Olivia en el colegio.

IMG_0130

Mejoras personales:

– Olivia ha conseguido comunicarse mucho mejor con su entorno en el aula. Se relaciona mejor con sus compañeros y con sus profesores
– Ha ganado en autonomía y habilidades básicas. Antes había que acompañarla para hacer cualquier cosa cuando estaba en el colegio y al final de curso ya era autónoma en todo al igual que en casa.
– Se siente más segura de si misma y más capaz y eso repercute absolutamente en todo. Ha ganado en autoestima y ahora es feliz en el colegio.
– Se despierta por la mañana con ganas de ir al colegio y entra por la puerta sin oponer resistencia. Antes se despertaba sin ganas y todos los días se resistía a pasar la puerta del colegio.
– Cuenta en casa lo que ha hecho en el colegio (con palabras sueltas y frases cortas). Antes no contaba absolutamente nada.

Mejoras en cuanto a los objetivos del curso:

– En lenguaje sobre todo ha avanzado muchísimo. Ha empezado a hacer frases de forma espontánea ya que su asistente ha trabajado en coordinación con nosotros en casa el refuerzo con gestos. Al final del curso ya no era necesario apoyar con gestos para lograr hacer frases.
– Reconoce las vocales en mayúscula y minúscula y hemos empezado a trabajar sílabas.
– Conoce las formas geométricas, los colores, los números del uno al cinco, sabe contar hasta el diez…
– Ha mejorado mucho en atención y eso también lo hemos notado en casa. Ahora sigue con mucha más atención cuando se le cuenta un cuento o se le pone una película.

DSC04334

Hay quien piensa que este tipo de apoyos no es bueno aplicarlos a los niños con síndrome de Down y que hay que esperar a que el impulso de ellos sean los estímulos naturales del aula, sus compañeros y sus profesores. Yo en cambio pienso que no se puede generalizar. Cada niño es un mundo y lo que funciona con uno, no tiene ni que parecerse a lo que es efectivo para otros. Además, no todos los estímulos naturales son positivos. Hay profesores que conectan a la perfección con nuestros niños y otros no lo consiguen, y no todos los compañeros de escuela tienen por qué ser buenos estímulos, de hecho los hay que, por desgracia, son todo lo contrario.

Para nosotros ha sido maravilloso el haber contado con la ayuda de la Fundación APA Andalucía y de la asistente que ha trabajado cada día con ella durante su jornada escolar. El curso que viene ya tiene programado el continuar con un asistente desde el primer día del curso y poco a poco esperamos poder ir reduciendo las horas en las que esté acompañada de esta figura, para hacerla cada vez más autónoma.

El balance de estos dos últimos trimestres no puede ser más positivo. Olivia ahora se comunica, interactúa, comprende, tiene confianza en sus aptitudes, tiene actitud positiva frente al colegio y ha mejorado en sus calificaciones desde que está acompañada por su asistente.

Ahora miro hacia atrás y me acuerdo de lo frustrante que llegó a ser el ver a mi niña como una completa desconocida en el aula… La peor parte, estoy segura de que se la llevó ella porque algo debió de asustarla mucho para que modificara su conducta hasta ese extremo. Yo no puedo imaginar a mi hija sin reír, sin hablar y sin ganas de jugar ni trabajar, y esa era la Olivia que aparecía tras la puerta del colegio.

Anuncios

7 comentarios en “El Asistente en el Aula (Sombra), una alternativa más a tener en cuenta en la escolarización en los niños con síndrome de Down.

    1. Y quien mejor que nosotros, los padres, para saber lo que necesitan nuestros hijos? A mi me molesta mucho que pongan en tela de juicio las decisiones que tomamos , sobre todo en su educación. Asociaciones, terapeutas y otros profesionales creen que por saber acerca del síndrome de Down de forma global, conocen a mi hija mejor que yo. Lo bueno es que luego se ven los resultados!!

  1. Olivia no sería como es si no fuera por ti, por tu lucha diaria y constante. Enhorabuena a Olivia por tenerte cómo madre y ser una luchadora y a su mami por no rendirse jamás.

  2. Que quiere decir las iniciales PT??
    La Fundación proporciona asistentes, a que costo?
    Gracias por la respuesta

    1. Hola Francisca Morales,

      Profesor/a PT es el profesor interno al centro escolar que se dedica al refuerzo educativo de los niños que precisan apoyos especiales en educación. Estos profesores/as se reparten entre todos los niños del centro, con lo cual al final sólo pueden dedicarle unas horas sueltas a la semana.

      También están los profesores AL (son el refuerzo en audición y lenguaje), pero este curso Olivia no tenía ninguna hora asignada en su colegio aunque necesitaba refuerzo e este sentido… Son muchos niños y muy pocos profesores para repartirse entre aquellos pequeños que necesitan apoyos especiales.

      La fundación APA Andalucía es una fundación sin ánimo de lucro, el asistente es voluntario. Las familias colaboramos con una aportación para poder mantener la actividad de la fundación, pero el asistente es gratuito. Te animo a que nos busques en Facebook (Fundación apa Andalucía) y te pongas en contacto mediante mensaje privado. También puedes visitar su web http://www.apa-andalucia.org/

      saludos!

  3. amo estos ñinos tan especiales me estoy preparando para trabajar con ellos feliz estoy con solo el echo de trabajar y entregarles toda mi dedicacion amor y mucho mas……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s