La Importancia del Refuerzo en Educación Emocional: Los Niños Silvestres.

Por todo lo que he hecho bien, mal y regular, quiero dedicarle esta entrada a mis dos hijos mayores: Esperanza y Roque, mis Niños Silvestres…

261 IMG-20131230-00722

Como ya he dicho en muchas ocasiones, desde que nació Olivia hasta el día de hoy, mi percepción del mundo ha ido cambiando. Ha cambiado tanto que casi ha dado la vuelta por completo.

Hace unos días, comprendí lo equivocados que hemos estado los padres al educar a nuestros hijos aunque siempre hemos pensado que lo hacíamos bien. Hace mucho tiempo que empezamos a trabajar con Olivia las emociones. Trabajamos como expresarlas y como reconocerlas en los demás. Ella ya las reconoce sin ningún problema y si ve algún niño llorando te dice “llora” o si ve a alguien reir te dice “feliz!”. Cuando se enfada pone morritos, se cruza de brazos y mira hacia abajo, sabe expresar el miedo y también la sorpresa…

131 - copia

Pero esto no es lo más importante del trabajo con las emociones, lo más importante es que sepa reconocer las emociones de los demás y se alegre por ellos o se apene por ellos.

“Lo más importante para mi en el trabajo de las emociones es que aprenda a ser empática”.

Cuando Olivia daña a alguien, con o sin querer, ella pide perdón. Eso lo enseñamos todos los padres y está muy bien, pero se puede mejorar:

Podríamos decirle a nuestro hijo o hija que le diga al otro niño si puede hacer algo para que se sienta mejor: “te ayudo con un beso, o con un pañuelo para que te seques las lágrimas, o con un poco de agua..?” Así empezaremos a poner en marcha la empatía en nuestros hijos.

17082011(001) - copia

Con nuestros niños que precisan apoyos especiales, estamos trabajando las emociones desde edades muy tempranas pero sin embargo esta enseñanza tan valiosa la dejamos en un segundo plano con nuestros niños neurotípicos. Yo nunca enseñé tarjetas a los hermanos de Olivia para mostrarle las diferencias entre emociones. Como otras muchas cosas, eso dejé que lo aprendieran por si mismos. No pasé más allá de “pídele perdón a ese niño porque le has hecho daño”.

En los jardines, cuando no querían compartir un juguete y hacían llorar a algún amigo, les decía: “déjaselo, hay que compartir los juguetes con los amigos”. Ahora se que lo que debería haberles dicho es algo muy diferente: “ Ve y le preguntas a tu amigo si se siente triste porque tú no le dejaste el juguete. Si te dice que está triste por esto, tú puedes hacerlo feliz sólo dejándole el juguete un ratito, verás que bien te sientes después!”.

Yo me he volcado mucho en trabajar con Olivia las emociones pero no tanto con sus hermanos. Sus hermanos han ido aprendiendo todo esto solos. Aun así, por suerte son niños empáticos y sensibles pero podrían no haberlo sido.

“Para crear un mundo mejor para nuestros hijos debemos trabajar las emociones con todos los niños y hacer un mundo sensible. amable y tolerante con todos”.

La concienciación no surge por arte de magia, hay que seguir una serie de pasos para llegar a ella.
Sensibilidad: primero debemos hacer personas sensibles. Para reconocer una emoción ajena, hay que saber expresarla también.
Tolerancia: Ojalá consigamos que todos aprendan que todos tenemos los mismos derechos sean cuales sean nuestras capacidades, color, religión, etc…
Empatía: De nada servirá lo anterior si no somos capaces de meternos en la piel del otro. Si lo hacemos,lucharemos por ellos igual que lo haríamos por nosotros mismos. Si al otro le duele una injusticia, a nosotros nos dolerá igual y lucharemos contra ella juntos.

A mis hijos mayores y a los demás niños y niñas que no han tenido la suerte de tener una educación emocional mediante el trabajo pautado y sólo se le han dado pinceladas desde casa y con el ejemplo de nosotros mismos, yo les llamo “Niños Silvestres”. No lo hago despectivamente, los llamos así cariñosamente porque lo que han aprendido (en la mayoría de los casos principios muy buenos y positivos) lo han hecho justamente así, de forma silvestre. Se han abastecido de los recursos y estímulos que han ido encontrando en su entorno más cercano para crecer emocionalmente sin más apoyo extra.

“Son como las flores que surgen por si solas de forma silvestre y aun así son preciosas. No tienen nada que envidiar de las que se crían en un vivero y son de su misma especie, pero algunas pueden salir con el tallo algo torcido, y si no hay nadie que las enderece en su crecimiento y su tallo no se endereza pronto, cuando termine de crecer será una tarea imposible de hacer”.

Anuncios

2 comentarios en “La Importancia del Refuerzo en Educación Emocional: Los Niños Silvestres.

  1. My brother suggested I would possibly like this blog.
    He was entirely right. This post truly made my day.
    You cann’t consider simply how a lot time I had spent
    for this information! Thank you!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s