Cree en sus capacidades para que no se rinda nunca

Hay algo fundamental a la hora de educar a un hijo con necesidades especiales: Nunca dar por sentado que no podrá.

Al principio, cuando aun tenía algunas dudas sobre cómo evolucionaría Olivia, tengo que reconocer que prefería no intentar algo porque creía que iba a ser muy complicado para ella.

 

Es algo muy normal el evitar sentirse frustrada al ver que tu hijo no comprende algo que para los demás niños es muy sencillo de entender y por ello no enfrentarla a esa tarea. Este es un error que cometemos los padres al principio.

 

Al poco tiempo comprendí que nunca lo conseguiría si nunca lo enfrentaba e intentaba. Mi sorpresa fue que ella era capaz de hacer muchas cosas que yo creía que aun faltaba tiempo para conseguir. Otras muchas cosas necesitaron tiempo, en algunos casos mucho tiempo, pero precisamente por ello cuando lo logró fue mucho más importante para ella y para nosotros.

 

 

  La clave está en ser constante sin llegar a cansar y aplicar mucha paciencia y mucho amor. Nunca hay que rendirse, nunca desesperarse, al final siempre lo consiguen si les respalda tu apoyo incondicional y tu amor.

 

Hay algunas cosas que debéis tener en cuenta en todo el proceso de desarrollo de vuestros hijos:

-Es fundamental creer en sus posibilidades, es muy importante hacerles saber que confías en sus capacidades. Sólo así sabrá que es capaz y no se rendirá hasta conseguir el nuevo objetivo. Sólo ganarán confianza en ellos mismos si nosotros confiamos plenamente en ellos. Es así de simple…
 

-Ayúdale a conseguirlo, dale la fuerza que necesita y oriéntale para que aprenda en el camino correcto. Nadie aprende solo, aprendemos si nos enseñan. Piensa por un momento… Hay personas que no saben leer ni escribir y no saben simplemente porque nadie les enseñó, no tienen ninguna discapacidad. Ayuda a tu hijo a aprender, no lo dejes todo en manos de los terapeutas y profesionales.
 

-No compares a tu hijo con otros niños. Al principio, nuestro desconocimiento sobre el síndrome de Down, nos lleva inconscientemente a comparar su desarrollo con el de sus hermanos, primos, amigos e incluso con el de otros niños con la misma condición que el nuestro. Cada niño tiene un ritmo y no debemos caer en las comparaciones.
 

-Ante todo hay que armarse de paciencia. Las carreras no sirven de nada en este camino hacia la autonomía de nuestros hijos, ellos necesitan que te lo tomes con calma porque si tú te frustras ellos también lo harán. Debes saber que el desarrollo de nuestros hijos es como una escalera de peldaños gigantes, desde que se sube uno hasta el siguiente no sólo hay un paso, hay dos, tres, cuatro o diez. El día que menos te lo esperes tu hijo te sorprenderá con un nuevo reto superado!
 

-Ama a tu hijo y díselo cada día. Bésalo, abrázalo y dile lo maravilloso que es. Recuerdo hace años, en una de las terapias de atención temprana en la que olivia no tendría más de cuatro meses. La terapeuta me pasó a mi hija y yo empecé a besarla y le dije: “Ojalá mis besos te enseñaran a hacerlo todo”. La terapeuta me dijo entonces algo que se me quedó grabado: “ Los besos que le está dando, le están cargando las baterías para la siguiente actividad. Son fundamentales en su desarrollo, nunca dejes de dárselos”.

 

-Cuando comencéis una nueva actividad o un nuevo reto en su desarrollo nunca pienses que le costará mucho conseguirlo o que simplemente no podrá. El límite de sus capacidades no lo sabe nadie, sólo tu hijo debe marcar donde está su límite.

Enfrenta a tu hijo al mundo con las mismas oportunidades que los demás, dale las mismas armas y las mismas defensas que al resto. Educación, autonomía, fe en si mismo, amor! Hazlo por él y siéntete orgullosa de él y de ti.

 

Al poco tiempo te darás cuenta de algo que ya otros padres sabemos: Tu hijo te enseñará a ti en muy pocos meses más de lo que tú le enseñarás a él en toda su vida.

La foto es de Olivia hace unos meses, creo que en Octubre, a la vuelta del cole con las llaves en la mano para abrir la puerta de casa. Todavía no puede abrir, pero si ella no se rinde yo tampoco lo haré!

322

Anuncios

6 comentarios en “Cree en sus capacidades para que no se rinda nunca

  1. Muy bien explicado Nati!! La verdad q muchas cosas d las q cuentas nos han pasado a Miguel y a mi con Diego, pero todo es cuestión d paciencia poco a poco aparecen los logros aunque yo a veces m he frustrado mas d la cuenta pero yo tb estoy aprendiendo a q eso no m ocurra, Felicidades un post genial!!

  2. Hola guapa, la verdad q me a encantado el post y todo lo que has escrito…sigue asi. Besitos a tu niña q es guapisima igual q la madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s